Cómo enseñar los colores a los niños mientras se divierten

Laura Salas

Contenido patrocinado

Aunque antes del año de vida los niños ya ven sin dificultades todo los que les rodea, es a partir de los dos años de edad cuando empiezan a describir los objetos utilizando los colores. El proceso de aprendizaje puede parecer algo sencillo, pero en ocasiones es realmente complicado que el niño distinga o recuerde el nombre de todos los colores, así que aquí os dejo una ayuda.

Mega Bloks, creciendo bloque a bloque

Personalmente, mi hijo mayor tuvo problemas a la hora de memorizar ciertos colores cálidos (el naranja, el rojo...) en un principio pensamos que era algo físico, que tenía problemas visuales, así que acudimos al oculista para que nos sacara de dudas y ponerle una solución a un problema que en el futuro podía ser verdaderamente grave.

Pero por suerte todo estaba perfectamente, era un problema cognitivo, así que pedí ayuda a un especialista y me dio una sencilla solución: dejarle e incentivarle a jugar.

Busqué en la red qué podía usar y vi que tenía la solución en lo mismo que había empleado para motivar su desarrollo físico y mental anteriormente: los juguetes de bloques. Mi pequeño tiene los de la marca Mega Bloks, se pasa las horas con ellos, construyendo, derribando e inventado multitud de cosas, así que me puse manos a la obra para que aprendiese bien todos los colores usando sus juguetes preferidos.

Juegos para aprender los colores con juegos de bloques

Enseña los colores a tu hijo con Mega Bloks

A continuación os voy a dar varias ideas de juegos que vuestros hijos podrán hacer con los juguetes de construcción de Mega Bloks. Es importante que tú, papá o mamá del peque, estés con tu hijo cuando esté haciendo esta actividad; ya que serás el encargado de corregirle (siempre explicando nunca regañando) cuando se equivoque, o lo que es más importante, premiándolo cuando complete el juego correctamente.

1. ¡Montones de colores!: Para empezar, ayuda a tu pequeño a hacer un montón de bloques Mega Bloks en el suelo. Luego, anímale a separarlos por colores en varios montones. Si esto le resulta demasiado fácil, pídele que organice los bloques en grupos de colores parecidos. De este modo, mejorará su capacidad de clasificar objetos usando el color para organizar su mundo.

2. Conecta colores: Este es un buen juego para relacionar los colores con el mundo real. Enséñale a tu hijo varias imágenes que encuentres en casa (por ejemplo, recortes de revistas) y pídele que relacione los colores de cada imagen con sus bloques de construcción.

3. ¡Pasajeros al tren de los colores!: Este es un juego divertido que estimula el razonamiento creativo y el desarrollo del lenguaje descriptivo. Pídele a tu pequeño que cree una secuencia de colores (es decir, un tren de colores) con bloques del color más claro al más oscuro.

Espero haberos ayudado con estos pequeños consejos/trucos. Como padres, siempre queremos que nuestros hijos sepan todo y cuanto antes mejor, pero no podemos meterles prisa y querer adelantar pasos. Hay que dejarles a su ritmo, que jueguen, experimenten y fallen, así sus conocimientos serán más fuertes y tendrán mejor capacidad resolutiva.

Mega Bloks enseña los colores a tu hijo

Laura Salas. Mamá Ahorradora

Advertisement

Puedes leer más artículos similares a Cómo enseñar los colores a los niños mientras se divierten, en la categoría de Ocio en Guiainfantil.com.