Vigilabebés: tu peque a un llanto de distancia

Laura Salas

He tenido la suerte de que mi segundo hijo sea mucho más dormilón que el mayor. Los primeros meses tras nacer mi primer hijo no conseguía dormir más que unas horas antes de que se despertara llorando, bien por hambre o por cólicos. Afortunadamente, y aunque me temía lo peor, mi bebé duerme como un tronco, y aunque es mucho menos tragón lo compensa descansando siempre que le dejas sobre algo mullidito, ya sea la cama, la cuna, ¡o yo!

¿Y por qué cuento todo esto? Porque suelo aprovechar los ratos en los que está durmiendo para trabajar, y para ahorrarme paseos del cuarto al salón pensé que era el momento de comprar un vigilabebés. Una forma sencilla de poder controlar al peque, casi lo más complicado es decidirse por un modelo y ahorrar en el proceso, así que aquí van algunos consejos.

 Vigilabebes seguros y económicos.

Cómo elegir un vigilabebés seguro para tu hijo

Lo primero que tienes que hacer, antes de buscar un modelo que te guste, es medir tu piso. El alcance es la clave para saber si un vigilabebés es efectivo y cuanto mayor sea tu casa, más radio debe abarcar. Además, mira cuántos canales incluye para evitar las interferencias.

En segundo lugar, la duración de las baterías. Si sois muy despistados lo mejor será optar por un modelo que se enchufe directamente a la red eléctrica, pero si os pasa como a mí y no os gusta enredar con cables, lo mejor es un modelo inalámbrico (con buena señalización de avisos para cuando se acabe la batería) Respecto a la sujeción, los hay para colocar, colgar, con abrazaderas...dependerá de cómo esté decorado el cuarto del bebé.

¿Y qué vigilabebés hay que cumplan estas características? Voy a deciros cuáles son mis favoritos. En primer lugar el Philips SCD505/00, el más vendido, que aparte de un buen radio de alcance y batería, tiene un bonito detalle extra: una luz calmante que ayuda a dormir al bebé. Tiene un precio de 62,09€. Ofrecen funciones similares Baby Gear (41,40€) y BT Baby Pacifier (102,85€), este último muy completo pero algo más caro.

Otros modelos más económicos pero que también ofrecen buena relación calidad-precio son el Switel BCE25, con un precioso diseño en forma de conejito (y un precio de 25,72€), el H + H MBF 1213 con un diseño sencillo a 30€ y el Motorola BP11, también muy popular, a 36,10 €.

No te olvides de que hay modelos más modernos que también ofrecen función de vídeo, aunque su precio sobrepasa por lo general los 100 euros. El Philips Avent SCD603/00 y el Motorola BP36 son dos buenas alternativas si te decides por un sistema con vídeo. ¡Y ahora, a dormir la siesta!

Laura Salas. Mamá Ahorradora