Media Markt esconde los códigos de barras para evitar los comparadores de precios

Desde que soy madre, y sobre todo desde que me convertí en una “mamá ahorradora” he usado todos los recursos que estaban a mi alcance para encontrar las mejores ofertas en todo lo que he necesitado para mi familia.

¿Y por qué comento esto? Bien, el otro día se me estropeó el aspirador. Ya tenía varios años y estaba esperando ese momento, así que había consultado algunos modelos y estaba, como siempre, a la caza de la mejor oferta que me permitiera ahorrar. Como ocurrió un sábado e íbamos a ir a un centro comercial esa misma tarde, decidí mirar en Media Markt y comparar.

Comparador de precios online 

Cómo evitan en Media Markt los comparadores de precios online

Al llegar estuve paseando por la sección y viendo diferentes modelos, muchos de los cuales ya me sonaban por haber estado mirando online. De hecho había mirado tantos que los nombres y precios ya se me mezclaban, por lo que decidí recurrir a usar una aplicación que tengo instalada en el móvil (hay muchas, la mía es Supertruper).

La aplicación escanea el código de barras, reconoce el producto y consulta con otras tiendas de su base de datos para que puedas ver si es más barata en otra tienda. Saqué el móvil dispuesta a seguir este proceso y de repente...¡no había caja! Ni un código de barras a la vista en los productos que estaban rebajados, ni en el propio aspirador ni las cajas lo tenían visible.

Tras mi sorpresa intenté que me trajeran la caja, pero tras pedirlo a varios dependientes y sin obtener resultados me di por vencida. Obviamente quedé tan decepcionada que ni me planteé seguir mirando en la tienda. Pero además me puse a dar vueltas sobre qué motivos se escondían detrás de esta (aparentemente) extraña acción.

¿Cuál es la conclusión que saqué? Cuando un establecimiento se esfuerza tanto en ocultar el código de barras de un producto, sabiendo que la razón más probable es usar uno de estos comparadores, desde luego no me da ninguna confianza: Lo más probable es que estén intentando evitar que alguien encuentre sus productos más baratos en otros sitios, o que hayan recurrido a unas “falsas rebajas” subiendo el pecio original para hacer luego el descuento.

Un comparador fiable tiene que ser honesto, mostrar los productos y precios reales y dejar que sea el consumidor quien elija dónde comprar. Y si no quieres que te incluyan en estos comparadores, está claro que hay una razón.

Es una lástima encontrarse con este tipo de actitudes en tiendas cuyo lema se basa en lo mismo que hago yo, intentar buscar algo barato pero de calidad. Y viendo que han recurrido a tácticas aún peores, como vender cajas de productos que estaban vacías (buscad casos si no me creéis, yo me quedé alucinada), tengo claro que no pienso volver.

Laura Salas. Mamá Ahorradora

Relacionados

0 comentarios