Los cojines de lactancia más recomendados por las mamás

Cuando me quedé embarazada por primera vez no pude imaginar cómo un objeto tan sencillo podría ayudarme tanto en la fase final de mi gestación y en los primeros meses de vida de mi bebé. Os hablo, como no puede ser de otra manera, del cojín de lactancia. 

Ya os comenté en una entrada en la que os hablaba de todos los usos del cojín de lactancia que, además de ayudarme, me factilitó mucho la tarea de la lactancia cuando fui madre primeriza. No sólo me ayudó a dormir cuando más tripa tenía y cuando daba el pecho a mi bebé, también lo hace ahora cuando quiero que esté a mi lado tumbado, seguro y cómodo.

Cojines de lactancia cómodos y baratos

1. Cojín de lactancia de Jané (24,96€): Se trata de un cojín no muy grande, pero si cómodo para el bebé por el cojín de menor tamaño que trae adherido. Viene en varios colores y la funda es extraíble para lavarla facilmente.

Cojín de lactancia de Jané.

2. Cogín de lactancia grande (37,87€): A diferencia del anterior que es mucho más pequeño, este mide 170 de largo. A mi me gusta porque no tiene ninguna forma definida y puedes acomodarlo según tus necesidades.

Cojín grande de lactancia.

3. Cojín de lactancia 10 en 1 (69,99€): Es el más caro de la selección, pero el más completo. Puede hacer el papel de cualquier cojín de lactancia y, además, incluye un cojín de inserción adicional que permite transformar la almohada de lactancia en un cómodo nido para tu bebé.

Cojín de lactancia multifuncional.

4. Cojín de lactancia grande (45 €): Mide 1,90 metros así que es perfecto para los que buscan en un cojín de lactancia una ayuda a la hora de dormir. El diseño a mí me encanta y la funda se puede quitar perfectamente para lavarla.

Cojín de lactancia grande.

5. Cojín de lactancia de Chicco (49,95€): Es un producto muy sencillo e intuitivo, y ofrece muchas oportunidades para utilizar y apoyar a la mamá y el bebé durante la lactancia y durante las primeras etapas importantes de su desarrollo.

Cojín de lactancia de Chicco.


Laura Salas. Mamá Ahorradora

Relacionados

0 comentarios