Experiencia y consejos de una mamá ahorradora

Hoy estoy que exploto de felicidad, por fin he logrado unificar lo que me gusta y lo que sé hacer, y además… ¡gracias a ello puedo ayudar a otras personas! Os preguntaréis por qué reboso de alegría y de qué estoy hablando, así que comenzaré por el principio.  

Mi nombre es Laura Salas, tengo 35 años (¡en la flor de la vida!) y soy mamá de dos preciosos niños de 5 años y 3 meses. Durante años trabajé en Marketing, y probablemente no fuera una mega ejecutiva de esas que salen en las películas, pero no se me daba nada mal.

Hace unos meses me quedé en el paro, como tantos otros, y pensé que ahí no podría acabar mi relación con el mundo laboral, así que comencé a conjugar mis dos pasiones: el marketing y las compras. En un principio por pura necesidad, ya que la economía familiar no pasaba por un buen momento. Me volví loca buscando chollos y ofertas para comprar, desde una cuna a un chupete pasando por un carrito de paseo. Y, mis esfuerzos han ido dando frutos a lo largo de estos últimos años. Os puedo asegurar que he conseguido ahorrar unos cuantos billetitos… ¡de los verdes!  

Cómo ser una mamá ahorradora

Todo comenzó en modo casero:  

Ana encontraba ofertas + Ana comentaba a amigas y familiares = todos me llamaban para preguntarme dónde encontrar esto o lo otro.  

Así que puedo confesar, sin rubor, que me he convertido en una 'cazaofertas' sin igual. No hay producto que se me resista, siempre hay por donde encontrarlo más barato. Y eso que han cambiado mucho los tiempos, cuando mi primer hijo era bebé, sólo había dos tipos de biberones, ahora los hay verticales, horizontales, para cólicos, con tetina así o asá…  

Un buen día, buscando por Internet, di con GuiaInfantil, leí sus artículos y buceé en la web. Pensé que sería una buena idea que yo pudiera ayudar a las mamás seguidoras de esta página, no con consejos de especialista, pero sí con trucos de mamá ahorradora. Yo podría comentarles dónde encontrar esos productos que son de buena calidad, y además al mejor precio. Envié un correo con una pequeña pero interesante propuesta de colaboración y… ¡mis plegarias fueron respondidas!  

Y así he llegado aquí. Desde hoy y en adelante espero poder ayudaros y encontraros esos chollos para que podáis cuidar de vuestra economía mientras miráis por el bien de vuestra familia.

¡Estoy deseando ponerme manos a la obra! Contadme: qué necesitáis comprar y yo os diré dónde encontrarlo al mejor precio y con calidad. ¿Comenzamos a trabajar?

Gracias!!!

Laura Salas. Mamá Ahorradora

0 comentarios