Cómo evitar la dermatitis infantil

La dermatitis atópica es una enfermedad frecuente de la piel que afecta entre el 5 y el 20 por ciento de niños en edad escolar, así que con ayuda de cinco expertos intenacionales y la Asociación de Familiares y Pacientes de Dermatitis Atópica, nuestros compañeros de Guía Infantil nos explican como podemos controlarla y evitarla.

Cómo evitar la dermatitis infantil

Consejos para controlar la dermatitis infantil

1. Evitar que el niño se rasque: Aunque sea practicamente imposible por el intenso picor que provoca, es fundamental que no se rasque porque puede agravar la propia enfermedad o provocar otras distintas. Es recomendable estar atento a las uñas para recortarlas si es necesario y puedes ayudarles colocando un objeto o compresas frías en la zona irritada.

2. Mantener una hidratación constante: El uso frecuente de productos como la pasta al agua de Eryplast evitará que sufra dermatitis en zonas tan propensas como el culete.

3. Quitar la etiqueta de la ropa: El roce de las etiquetas con la piel de nuestro pequeño puede provocar la aparición de la dermatitis. También la lana y los tejidos sintéticos son poco recomendables, así que es muy aconsejable usar ropa 100% algodón.

4. Informar al profesor del niño: Nuestros hijos pasan gran parte de su tiempo en la guardería o escuela, así que comunicar a sus educadores que el niño puede sufrir brotes de picor nos hará gnar seguridad.

5. Obervar dónde y cuándo ocurren los brotes: Si se conocen las corcunstancias que provocan la dermatitis, se pueden minimizar mucho sus molestias. Así que sería ideal que se hiciera un diario al respecto para enseñárselo después al pediatra del niño y pooder confeccionar estrategias de prevención y tratamientos.

6. Hablar y concienciar al niño: Es muy importante que el niño sepa en qué consiste su problema y qué riesgos puede correr si no se cuida, por lo que si tiene suficiente edad, tenemos que enseñarles a secarse e hidratarse para que tengan el control de su dermatitis.

7. Considerar las estaciones del año: Los cambios bruscos de temperatura son muy malos para la piel de los niños. La calefacción y el aire acondicionado secan la piel y propician la aparición de eccemas o dermatitis.

8. Tener cuidado con la comidaAlimentos como los huevos, la leche, cítricos, chocolate, cacahuetes y algunos colorantes de alimentos pueden desencadenar la aparición de brotes de eccemas.

9. Bañar a los niños a diarioSe recomienda bañar a los niños a diario con productos hidratantes especiales, sin alcohol y sin jabón. Se debe asegurar que el agua del baño esté tibia ya que el agua muy caliente puede irritar la piel del niño y que no esté demasiado tiempo en el agua. Después del baño, no olvidar hidratar bien la piel del niño con productos como la pasta al agua de Eryplast.

10. Buscar y aplicar un tratamiento adecuado Aunque la dermatitis, por el momento, no tenga cura, es muy importante aplicar un tratamiento adecuado. Si el niño presenta un brote agudo, por lo general, el médico utiliza corticoides. Una vez controlado, se emplea inhibidores de la calcineurina. Es aconsejable que se siga el tratamiento indicado solamente por los médicos ya que cada niño es diferente.

Relacionados

0 comentarios