Cómo debo cambiar el pañal a mi bebé

Aunque lo hayamos visto decenas de veces, cuando tenemos que cambiar el pañal a nuestro bebé por primera vez nos surgen muchas dudas sobre cómo hacerlo. ¿Qué productos necesito? ¿Cómo debo liampiarle? ¿Qué puede suceder si lo hago mal?

Para todas aquellas que tengan dudas, espero que os sirva de ayuda este post:

Cómo cambiar el pañal al bebé

Qué necesito para cambiar el pañal a mi bebé

Teniendo en cuenta que la mayoría de las veces le cambiaremos en casa, es muy necesario disponer de un buen cambiador. Debe ser alto para no obligarnos a flexionar demasiado la espalda y tiene que tener cierta altura en forma de barrera en los laterales para evitar que el bebé se caiga si se mueve demasiado.

Además, nos debemos asegurar de que los pañales que usamos son los de su talla, uno muy pequeño le podría hacer daño y uno muy grande no tendría la sujeción necesaria y tendríamos que sufrir varios escapes.

Por último, hay que tener a mano cremas para proteger la piel del culete. A mi, particularmente, me encanta la pasta al agua de Eryplast porque previene la dermatitis del pañal con gran efectividad.

Cómo cambiar un pañal paso a paso

1. Situa con mucho cuidado al bebé boca arriba en el cambiador o en una superficie firme y segura.

2. Quítale la ropa de cintura para abajo. Aparta las cintas autoadhesivas del pañal sucio, ábrelo, levanta las piernas del bebé y ciérralo llevando la parte delantera hacia la trasera con mucho cuidado. Si hay deposiciones, utiliza la parte delantera del pañal para retirarlas de la piel, siempre de delante hacia atrás.

3. Viene el momento de limpiar. Levántanle las piernecitas y limpia con una toallita húmeda. Si tienes una hija, siempre de delante hacía atrás para evitar infeccionesy si tienes un niño, limpia el pene igual que los pliegues y el resto de la zona del pañal sin intentar forzar la separación entre el glande y el prepucio, que todavía puede tardar en producirse.

4. Este paso es muy importante: seca cuidadosamente la zona con una toalla o una toallita seca, sobre todo, los pliegues de la piel.

5. Aplica crema protectora para aislar la piel de la humedad alrededor del ano y en la entrepierna. Como os he dicho antes, recomiendo la pasta al agua de Eryplast.

7. Ya estamos terminando, coge y abre el pañal limpio y colócalo debajo del culito de tu bebé. Despliega la parte delantera y colócala por delante, cubriendo sus genitales. Si tu bebé es niño, asegúrate que su pene ha quedado apuntando hacia abajo para que el pañal pueda retener su orina.

8. Y por último, una vez que la parte delantera esté a la misma altura que la trasera alrededor de la cintura del bebé, puedes abrocharlo utilizando las cintas autoadhesivas que encontrarás a ambos lados de la parte trasera del pañal. Deberás ajustarlo lo suficiente sin que le apriete, ni quede suelto como para que pueda haber escapes.

Relacionados

0 comentarios