10 trucos útiles y sencillos para ahorrar energía en casa

Las madres tenemos siempre muchas más profesiones de las que caben en un currículum: somos cocineras, enfermeras, maestras...y sobre todo, economistas. Porque para ser una buena 'mamá ahorradora' (¡o papá ahorrador!) no nos queda más remedio que mirar hasta el último céntimo para llegara fin de mes sin que les falte nada a nuestros hijos.

Como dice el refrán: “no es más rico quien más tiene sino quien menos necesita”, así que esta semana me he propuesto compartir diez trucos infalibles para ahorrar energía en casa. La electricidad y calefacción son dos de los gastos más importantes para una familia, así que no dudo de que podréis ponerlos en práctica.

Trucos para ahorrar energía 

Cómo ahorrar luz y calefacción en casa

La mayoría de los trucos que os propongo parecen incluso bobadas, pero veréis como aplicándolos notáis una bajada en la factura que seguro que agradecéis.

1. Ajustar la potencia eléctrica contratada: ¿Para qué pagar por lo que no estás usando? Revisa bien tu factura, mira bien cada consumo, las horas de uso y qué potencia tienes contratada, puede que te lleves una sorpresa.

2. Aislar la vivienda correctamente: Cuanto menos calor escape menos calefacción necesitarás. Si puedes instala ventanas de doble acristalamiento y PVC, Coloca protectores en puertas y ventanas para evitar que se escape el frío, coloca alfombras en el suelo...¡todo ayuda!

3. Usar bombillas de bajo consumo: Apenas damos importancia a dejar una bombilla encendida durante horas, cuando es clave para el gasto eléctrico. Las bombillas de bajo consumo ayudan a ahorrar y cuidan el medio ambiente.

4. Compra electrodomésticos eficientes: Si tienes la oportunidad de hacer un pequeño esfuerzo económico a la hora de elegir electrodomésticos como el horno, la nevera o la lavadora, elige aquellos catalogados como clase A o superior, a la larga notarás el ahorro que suponen.

5. No dejar los aparatos electrónicos en 'standby': La famosa “lucecita roja” que se queda encendida cuando dejas un aparato en standby...también gasta. Apaga totalmente los aparatos electrónicos para que no consuman energía.

6. Mantén la casa a una temperatura adecuada: Tendemos a abusar de las temperaturas, tanto en verano con el aire acondicionado como en invierno con la calefacción. La temperatura recomendada en casa es de entre 19ºC y 21ºC, así que ¡a ajustar termostatos!

7. Recurre a las energías renovables: Para no depender tanto de las compañías eléctricas, en la comunidad vecinal se pueden colocar por ejemplo paneles solares que den energía a las zonas comunes, con el consiguiente ahorro.

8. Aprovecha las horas de luz: Hasta hace pocas décadas la vida se adecuaba mucho más a las horas de luz, una sana costumbre que no sólo contribuye a ahorrar energía sino que resulta más saludable y nos ayuda a regular nuestras horas de sueño.

9. Haz un uso racional de los electrodomésticos: Lava la ropa que puedas en agua fría, coloca lejos la nevera y el horno, usa el microondas en vez del horno para calentar...pequeños detalles que pueden sumar mucho.

10. Usar comparadores para elegir la mejor tarifa: Las ofertas de las distintas compañías nos pueden beneficiar según cuáles sean nuestras necesidades, por eso no dudes en recurrir a los comparadores online, ¡no sólo sirven para hacer compras!

¿Se os ocurren otros trucos para ahorrar energía? ¡Compartidlos conmigo!

Laura Salas. Mamá Ahorradora

Relacionados

0 comentarios