6 razones por la que tu hijo debe dar clase de religión

¿Para qué sirve la clase de religión? ¿Qué enseñan en religión a los niños? ¿Es normal que haya clases de religión en los institutos públicos? Todas estas preguntas inundaron mi cabeza cuando tuve la oportunidad de apuntar a mi hijo mayor a clase de religión.

Para solventar dudas, decidí preguntar al que sería el profesor de mi peque y me explicó que en la clase de religión se explican conocimientos desde la visión católica de la vida. Siempre respetando la libertad de todos los alumnos, creando un ambiente de diálogo abierto y respetuoso. Me gustó la reunión que tuve con él, y entre mi marido y yo, y decidimos que nuestro hijo tuviese clases de religión.

Razones por las que los niños deben dar religión.

Pasaron varias semanas y preguntamos a nuestro chico qué hacían en clase y de qué le hablaban. Estuvimos charlando un buen rato y, tras todas sus explicaciones, llegamos a la conclusión de que la clase de religión aporta un tipo de conocimientos objetivos necesarios para entender nuestra realidad, además de que posibilita la educación en unos valores concretos. Ambas dimensiones hay que realizarlas en el ámbito educativo. Para el ámbito personal estaría la dimensión del culto, la pertenencia a determinada religión, la práctica de los sacramentos. La educación ha de acoger todas las dimensiones de la persona (física, valores, intelectual, artística...)

Seis motivos por los que es útil la clase de religión

Respetando la libertad que tenemos cada uno de nosotros de elegir la que creamos que es la mejor opción educativa para nuestro hijo, os voy a dar varias razones por las que creo que es muy bueno que los niños den religión:

1. Es tu libertad para elegir: La religión es la única asignatura que puedes elegir cada año. Elegir religión te permite conocer mejor para ser más libre.

2. Aporta una visión plural de la sociedad: Es una asignatura para debatir, dialogar sobre nuestra sociedad y sus valores, sobre las grandes preguntas de la persona humana, sobre cómo construir un mundo mejor. Es un tiempo para comprender y dialogar con todos y ofrecer respuestas.

3. No mide tu fe, sino tu conocimiento: En religión no se te pregunta por tus  creencias, sino sobre el contenido de la asignatura. El respeto a la libertad de cada alumno es total, porque la fe es un acto de la libertad de la persona.

4. Fomenta el respeto y la tolerancia: La clase de religión te ayuda a conocer la persona humana, su valor y dignidad. Por eso fomenta la solidaridad, la tolerancia, el respeto, el compromiso, la opción por los más necesitados, la lucha por la justicia...

5. Aporta valores humanos esenciales: Jesús de Nazaret nos dejó un estilo de vida que merece la pena conocer. Nos enseñó a ser personas que buscan el bien, la verdad y la belleza.

6. Ayuda a comprender el mundo en el que vives: Las tensiones en Oriente Medio, el liderazgo del Papa Francisco, la necesidad del cuidado de la Naturaleza, la preocupación por los refugiados, la persecución sistemática de los cristianos en Oriente y África, las causas del terrorismo son afrontadas en esta asignatura.

Espero que con lo que os he contado tengáis una visión más clara de lo que aportan las clases de religión a los niños. Estaría encantada de recibir vuestras opiniones al respecto y que me contéis vuestras experiencias personales.

Laura Salas. Mamá Ahorradora

Razones de que los niños den clase de religión.

0 comentarios