Beneficios de montar en bici para niños

Los niños deben ser libres, aprender a jugar y disfrutar del medio ambiente cada vez que tengan ocasión. Por eso, no es de extrañar que uno de los juegos preferidos de los padres tengan a una bicicleta como principal protagonista. Son muchas las ventajas de montar en bici para todos los públicos, pero en especial para los pequeños de la casa. Estos son los beneficios de comprar una bicicleta infantil a los niños estas Navidades.

Por qué es bueno que los niños monten en bicileta 

Beneficios de andar en bici para niños

- Naturaleza. En una era en la que los niños pasan más tiempo mirando una pantalla en solitario que interactuando con otras personas de su edad o incluso de su propia familia, la bici vuelve a poner de manifiesto la necesidad de disfrutar de la naturaleza, del aire libre e incluso del viento en el rostro. El beneficio fundamental y principal de que un niño utilice su bicileta para disfrutar del mundo que le rodea fuera de casa, para exprimir la ciudad, el campo, los árboles y todo el universo más allá de la zona de confort.  

- Deporte. El ciclismo es por supuesto un deporte, y la manera de practicar las jornadas en bici responden a la manera de hacer ejercicio de una manera más o menos intensa. Que un niño se acostumbre a ir en bicicleta a distintos lugares en familia, o que considere la bici un juego es algo estupendo, porque además de divertirse estarán manteniéndose en forma, tanto su abdomen y piernas como los brazos. La vida sana está asegurada. 

- Juego. Sin embargo, además de hacer ejercicio y mantener una buena forma física, los niños que montan en bici también se divierten. Es tan importante que los niños jueguen a la vez que disfrutan del aire libre, la naturaleza y el deporte, como el propio hecho de que estén pasando tiempo con lo más tierno de la infancia: la capacidad de estar siempre jugando. 

- Superación. La velocidad, los cinco sentidos alerta y la capacidad de llegar más lejos que la vez anterior puede hacer que la bicicleta se convierta en toda una aliada de los niños a la hora de disfrutar de ella. La capacidad de superación también existe asociada al ciclismo, porque la resistencia física y emocional están presentes en todo momento, y esto también tiene que ver con los niños. 

- Equipo. Aunque es evidente que la bici puede practicarse sin necesidad de que haya más personas involucradas, lo más divertido de coger la bicicleta es ese rato de compartir un momento agradable con más gente mientras se disfruta del aire libre. Nada mejor que aprender a trabajar, moverse, esperar y reaccionar en equipo que con una bici. 

- Psicomotricidad. Otro de los beneficios fundamentales de que los niños cojan la bici para hacer ejercicio y de paso divertirse, es que se ponen en movimiento todos sus músculos, la piscomotricidad y los reflejos están en sus máximas revoluciones, y desde luego aprenden a combinar la forma de moverse con su propia capacidad de reacción. 

Relacionados

0 comentarios