¿Quieres trabajar y seguir con la lactancia? ¡El sacaleches es la solución!

El nacimiento de un bebé supone muchos cambios físicos, emocionales...y también laborales. Durante los meses que dure la baja tenemos que acostumbrarnos a ser una familia más grande, a cuidar del recién nacido y a recuperarnos. Son tantas las novedades en nuestra vida que un día, sin darnos cuenta, llega el momento de incorporarnos de nuevo al trabajo (si se da la suerte de tener uno).

Cuando a todo esto añadimos la lactancia materna, la tarea se complica. Para conseguir que sea un éxito y no tener que recurrir a otras alternativas hay una serie de instrumentos que nos pueden ayudar. Uno de los pocos consuelos que encontré al incorporarme de nuevo al trabajo y dejar al peque en casa fue que mi hijo, al menos, podía seguir contando con mi leche todo el tiempo que la necesitara y la quisiera.

Sacaleches y accesorios

Sacaleches y otros accesorios para la lactancia materna

El sacaleches fue la salvación en este caso, y será una de las compras mas importantes que puedes hacer relacionadas con la lactancia. Por eso aquí os dejo algunos de los sacaleches que tienen más fama y mi opinión al respecto:

Hay sacaleches de dos tipos, manuales o eléctricos. De los manuales me quedo con el de Philips Avent (36,33 €), el de Medela (49,41 €) y el de MAM Babyartikel (42,84 €), son todos baratos, resistentes y fáciles de usar.

Extractor manual de Philips Avent Confort

 

Medela Extractor de leche manual

 

MAM Babyartikel - Sacaleche manual

Si preferís optar por uno eléctrico (llamadme vaga, pero yo lo hice) os recomiendo el Medela Mini Electric (107,46 €), el de Chicco Step Up Family (90,95 €) y el de Nuk E-Motion (90,34 €), cualquiera de los tres garantiza buenos resultados, y aunque son algo más caros que los manuales, en mi caso la inversión mereció la pena.

Medela Extractor Swing - Extractor de leche eléctrico

 

Chicco Step Up - Sacaleche eléctrico portátil

 

Nuk Sacaleches Eléctrico

Además del sacaleches, aquí val otro par de “extras” que pueden venir bien:

- Calientabiberones: Tiene tantos defensores como detractores, así que prueba uno si te lo pueden prestar antes de decidirte a comprarlo. Si estás segura, te recomiendo el de Reer (25,43 €) y el de Beurer (41,77 €), que también sirve para potitos.

Reer - Calientabiberones 

 

Beurer - Calientabiberones y potito


- Biberones para leche materna: Me gustan mucho los de Tommee Tippee (15,90 €)

Pack de 3 biberones decorados de Tommee Tippee

- Bolsas de congelación de leche materna: Para guardar sin tener que preocuparse por la fecha, muy prácticas, ¡aunque tampoco las dejéis en la nevera durante meses! Me gustan las de Lansinoh (5,45€)

Bolsas para almacenamiento de leche materna

 

Laura Salas. Mamá Ahorradora

Relacionados

0 comentarios