Muselinas baratas para el bebé: ¿qué son y cómo usarlas?

Al hacer la lista de compras para el bebé solemos liarnos a poner muchas cosas que acaban resultando innecesarias. Es un error muy común, sobre todo entre las mamás primerizas, y todas hemos acabado con algún trasto innecesario.

Por contra, hay otras compras que resultan absolutamente maravillosas y prácticas. Por ejemplo, elegir un buen carrito o una silla de coche puede ahorrarnos muchos disgustos. En mi caso la compra de la cuna fue un acierto, ya que luego la reconvertimos en mesa, y la aprovechamos un montón. Algo parecido ocurre con un objeto tan común y sencillo como son los paños de muselina.

Paños de muselina 

Cómo usar las muselinas para el cuidado del bebé

La muselina es un tejido transparente y ligero, fabricado con hilos de algodón, seda, lana...para que os hagáis una idea, es el material del que están hechos los tutús de las bailarinas de ballet. ¿Y esto que tiene que ver con los niños? Pues resulta que la muselina, al ser un tejido tan suave y transpirable, es perfecto para la piel de los peques.

Un sencillo paño puede convertirse en multitud de “objetos” según el uso que le demos: como manta para que el bebé juegue, para protegerlo del sol, para secarlo tras un baño, como gasas...y también para la práctica del swaddling, envolver al recién nacido.

La ventaja de las muselinas es que, aparte de sus múltiples usos, también vienen en diseños muy variados, con distintos colores y estampados, hay para todos los gustos. No me despido sin dejaros algunos de mis favoritos, ¡espero que os gusten!


- Gasas con mensaje de Minene (12,01 €)

Gasas con mensaje de Minene

- Paños de monitos de Aden + Anais (28,73 €)

Paño de monitos de Aden + Anais

- Muselina de bambú de XKKO (19,95 €)

Muselina de bambú de XKKO

- 5 paños de muselina 100% algodón de GMGold (23,27 €)

5 paños de muselina 100% algodón de GMGold

- Muselinas lisas en blanco y rosa de Pipsy Koala (12,92 €)

Muselinas lisas en blanco y rosa de Pipsy Koala

 

¡Probad a comprar alguno, veréis que además de baratos son tremendamente útiles!

Laura Salas. Mamá Ahorradora

Relacionados

0 comentarios