Cuida la alimentación de tu niño en verano con Nutribén

Si hay una estación del año en la que debemos estar pendientes de la alimentación de nuestro hijo, esa es el verano. Debemos adecuar la alimentación a las altas temperaturas e insistir en que nuestros niños beban muchos líquidos para evitar la deshidratación.

Las largas horas de sol diarias durante el periodo estival invitan a los más pequeños a pasarse largos ratos jugando en la calle, generando una gran cantidad de sudor y un agotamiento físico mayor que en invierno debido al calor. Si queremos evitar sustos innecesarios tenemos que crear una dieta adecuada a la edad de nuestro hijo y a las altas temperaturas.

Alimentación de bebés y niños en verano

 La importancia de la hidratación en el verano

Los lactantes y los menores de 3 años son los grupos de mayor riesgo ante la aparición de la deshidratación en verano. El niño debe beber una cantidad adecuada de agua y bebidas diariamente, que oscila entre 0,6 litros en el primer año de vida y los 1,8- 2,6 litros en la adolescencia.

Los recién nacidos tienen que consumir cantidades mucho mayores de agua, en relación a su peso, que el adulto. Si no se le da la cantidad suficiente, corremos el riesgo de que aparezca la denominada 'fiebre por deshidratación', habitual a esta edad y consistente en la aparición de fiebre por la insuficiente toma de líquidos.

Fuera del periodo de lactancia, la distribución de la dieta debe reglarse en el 25% en el desayuno 30% en la comida, 15% en la merienda y 30% en la cena y se debe incluir a diario alimentos de todos los grupo:

- Leches: Recomendamos para esta etapa que des al niño las fórmulas infantiles de Nutribén, leches artificiales que aportarán a tu bebé las vitaminas y los nutrientes necesarios para pasar el verano sin sobresaltos.

Papillas de fruta para el verano de Nutribén

- Carne: Para cubrir las necesidades de carne, Nutribén ofrece una gran variedad de potitos de pollo con arroz, pollo con verduras, ternera con verduras... todas ellos riquísimos, sin aditivos, colorantes ni conservantes y con la seguridad de que cubrirán las necesitades nutritivas de tu hijo.

- Pescado: Más consejado que la carne por su mejor perfil graso. Si también elegís Nutribén para darles pescado a tus peques, tienes variedades como crema de patatas con lenguado, merluza con arroz o merluza con verduras, al igual que las de carne, todas recomendados por la ESPGHAN.

- Cereales: Al ser uno de los alimentos más recomendados en la alimentación diaria de los niños. Nutribén se ha esforazo en ofrecer una amplia gama de papillas con cereales en dos variedades: con y sin gluten. Así como papillas especiales para el desayuno, para que comiencen el día de la mejor manera.

- Frutas y verduras: Al igual que para los adultos, para los niños el consumo de fruta es fundamental en una dieta equilibrada. Conociendo esta necesidad, Nutribén también tiene distintos potitos de distintos tamaños con diferentes ingredientes. Y además, una línea de ecopotitos de plátano con manzana y macedonia de frutas que, a mi bebé le vuelven loco. La verdad es que están buenísimos, me gustan hasta a mí.

En resumen, un menú variado y equilibrado, acompañado de mayores cantidades de líquidos, es lo más recomendable para los bebés y los niños en verano. Yo, particularmente confió en Nutribén, se lo di a mi hijo mayor y no he dudado seguir con el menor. Me aportas la confianza y la seguridad de que se preocupan tanto como yo en lo más importante, la salud de mis pequeños.

Laura Salas. Mamá Ahorradora

Relacionados

0 comentarios